Razonando fuera del recipiente

Justicia Social y Desarrollo… Con qué moral?

By
on
10 diciembre, 2009

Por estas fechas cercanas a las elecciones se habla mucho de la justicia social, los políticos prometen y prometen, intentan dar a entender que eligiéndolos a ellos nuestro país podrá llegar a ser desarrollado. Por otro lado la gente más humilde pide y pide que se mejoren las condiciones, pareciera que todos estuviéramos de acuerdo en lo que queremos pero curiosamente no pasa nada.

Recuerdo innumerables viajes en transporte púbico en que han subido señores con sus guitarras, cantando con todo el corazón canciones de protesta, intentando hacer ver la realidad del pobre, del que no tiene oportunidades, del que gana una miseria y que muchas veces se esconde detrás de la aparente modernidad y progreso de nuestra ciudad. Escuchar esas canciones siempre me causó impacto y un poco de recelo, nunca me gustaron aunque la lógica dice que es una causa loable, que es importante el bienestar del pueblo, etc.

Finalmente comprendí que esas canciones me causan recelo no porque sea un inconciente o no quiera ver la realidad, sino porque está cargada, muy cargada de resentimiento y hasta de odio por quienes están del otro lado. Y no es que la gente que tiene el poder en el país sean unos santos, sino que odiar siempre será negativo y eso me afecta, porque ese resentimiento hace perder las perspectivas, hace que la gente se sienta con el derecho de aplastar a este grupo sólo porque a ellos ya les han aplastado mucho y a eso yo me opongo rotundamente!! ¿Qué sentido tiene que un grupo que ha sido aplastado haga lo mismo de vuelta? es una pelea de niños, totalmente inmadura y sin fin.

Y ahora me acerco poco a poco a la motivación de este artículo… ¿Qué es ser un país desarrollado? será tener muchos recursos? yo no lo creo porque hay países con fabulosos ingresos y horribles desigualdades. Para mí el desarrollo significa vivir bien, calidad de vida y eso no se logra con un grupo de políticos de X ideología, se logra con un cambio cultural, un cambio en el pueblo mismo. Ahora, ¿qué hace el pueblo por hacer de Chile un país desarrollado? no demasiado creo yo. ¿Con qué moral la gente le exige honestidad y transparencia a los políticos si son capaces de pasar ellos mismos a llevar a los demás? Cada vez que alguien se cuela en una fila, cada vez que alguien sube al bus sin pagar, cada vez que alguien se aprovecha de un beneficio para lucrar, cada vez que alguien aprovecha la oportunidad para quitarle el lugar a otro está también perdiendo el derecho a exigir un país mejor, porque esos cambios sólo pueden concretarse cuando la gente actúa en consecuencia con lo que pide.

No se puede exigir justicia e igualdad si, de hecho, se hace todo lo contrario. Es lo que sucede con una cierta cantidad de mujeres que se sienten con derecho a pasar a llevar a los hombres y se cuelgan de todas estas cosas feministas que para mí son tan detestables como el machismo. Hoy mismo dos señoras me empujaron hacia un lado antes de subir a un bus diciendo en tono de broma “las damas primero” para luego pasar sin pagar, eso no se hace!. Pero supongo que el tema del feminismo da para un artículo completo así que no ahondaré en ello.

Mucha responsabilidad tienen los gobiernos en hacer de los países lugares gratos para vivir, con condiciones dignas para todos. Pero los gobiernos no son más que un reflejo de la cultura a la que sirven y no podemos pedir que un gobierno cambie mágicamente las cosas, tenemos que hacerlo nosotros en conjunto. Sin caer en aquellas actitudes que criticamos en los políticos. Y es que la conciencia social comienza por casa, si quieres luchar por un país más justo deja de lado el odio, sé tú mismo más justo ya que es lo que sí puedes hacer, no puedes cambiar todo el mundo tú solo, pero sí puedes cambiar tu entorno cercano.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT